Esculturas inflables


Una fiesta sin globos no es fiesta. Esos objetos esféricos flexibles que se llenan de gas suelen ser parte importante, que no indispensable, en una fiesta, sobre todo las dedicadas a los niños. También cumplen la función de  juguete y ahora hasta sustituyen  el puesto del zapato en el árbol de Navidad, pues se han convertido en los portadores de las peticiones que los niños hacen a los Santos Reyes, aunque no permanece en el arbolito, éste es liberado en el cielo con la esperanza de que llegue más rápido a su destino.




No sólo los niños se divierten con este sencillo juguete, los adultos en reuniones familiares y de amigos realizan dinámicas en las que los globos son protagonistas. También se hacen presentes en eventos deportivos, ferias, conciertos y en todo lo que implica  una celebración, convirtiéndose en parte del espectáculo.



Son una herramienta necesaria en la función de un payaso, si pensamos en estos personajes, además de describirlos por su llamativa y colorida vestimenta y los zapatos de gran talla, no podemos dejar de mencionar los globos con los que entretienen al público realizando creativas manualidades de distintas formas.




La creación de diversas figuras mediante una experta manipulación en la torsión de globos dando a lugar a figuras entrañables que dejan asombrado a cualquier niño o adulto, es a lo que se llama el arte de la globoflexia. Y vaya si es todo un arte, inflarlos no es cosa fácil pues depende de qué tan buena es nuestra capacidad pulmonar, por suerte existen bombas que nos ayudan a realizar esta labor.



El artista japonés Masayoshi Matsumoto es un experto en el arte de la manipulación y modelado del globo. Ha jugado, estirado, inflado muchos globos de todos los colores para crear una serie de detalladas esculturas de una amplia variedad de animales.



Matsumoto es capaz de crear extraordinarias obras de arte que sólo construye con globos. No se vale de marcadores o pegamento para dar forma a insectos, criaturas marinas, aves, mamíferos. Todo lo hace únicamente con la torsión de las esferas flexibles.



Conozcan más esculturas de Masayoshi Matsumoto dando clik en su nombre.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney