La primera impresión es la que cuenta




Por ahí dice una sentencia que “la primera impresión es la que cuenta”. Se le puede escuchar a las mamás o tías. En muchas ocasiones eso no es cierto, pero lo que es una realidad es que no debe tomarse como ley.

 
No pasa lo mismo con los monstruos de las películas. Ahí si, la primera impresión cuenta, y mucho, ya que de eso depende que se conviertan en personajes memorables para la historia fílmica. Existen casos tan malos, que lo que más quieres es que se te olviden y que quemen los rollos de película del fiasco que fueron.


De los seres fantásticos memorables están Alien, el Depredador, Gizmo y Rayita de los Gremlins y el Marciano de la cinta Marcianos al Ataque de Tim Burton. A ellos los conocemos físicamente, en apariencia. Sin embargo, el artista de cómics Brad McGinty se atrevió a dar su visión de las entrañas de cada uno de ellos.


McGinty elaboró una serie de pósters de cómo son las anatomías de estos monstruos para que veamos la forma en que están interconectados cada uno de sus órganos.




Para conocer más a detalle su trabajo, visita la página http://www.bradmcginty.com/




Comentarios

  1. Feos por fuera y por dentro jijiiji :S!!

    ResponderEliminar
  2. mmmm creo que por eso son "mostros"... :)

    ResponderEliminar
  3. ja ja ja :P bueno pero lo que hizo este cuate está padre, pido la anatomía de gizmo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza

El lado oscuro de las Princesas de Disney