jueves, 5 de mayo de 2016

El lado oscuro de las celebridades


Se dice que todos tenemos un lado oscuro [y este término se utilizó más después de ver lo que le pasa a Anakin Skywalker en la Guerra de las Galaxias], una parte de nosotros que nadie conoce, sólo nosotros… quizá unos cuantos más.



Esa parte de la personalidad que es una ventana al camino de lo desconocido y que pocas personas quieren que los demás conozcan, sin embargo, una vez que es revelado, comienzan las juicios.



Aquellos que tienen la necesidad de aclarar esas zonas espirituales y mentales, eligen las visitas con un psicólogo para que les ayuden a entender el por qué de ese comportamiento, en ocasiones, extraño hasta para ellos mismos.



La evidencia de que ese lado oscuro existe se da con las celebridades, por el simple hecho de ser personajes públicos y que su vida está expuesta al escrutinio público, situación que no debería de ser así, pero que son las ganancias de los medios de comunicación dedicados a la farándula.



Ahí tenemos los casos de pederastia de Michael Jackson, los problemas de drogas y alcoholismo de Amy Winehouse y Robin Williams, la soberbia y pedantería de Mario Moreno “Cantinflas” y una larga lista.



No todo es tan oscuro, por lo menos no para el artista francés Nicolas Obery. Sus obras dotan a los personajes de la cultura pop de un halo de misticismo que es plasmado en una colección de ilustraciones que se engloban en el sitio The Fantasmagorik Dark Series.



Retratos de rostros realizados en blanco y negro que muestran peinados surrealistas dignos de una novela de Stephen King. Cada detalle permite que nos demos cuenta de que la oscuridad no debe estar relacionada con las actividades negativas.



Para ver más del trabajo de Nicolas Obery, den click en su nombre.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Los gloriosos VHS


¿Recuerdan como fue la evolución multimedia en su hogar? Es probable que muchos de ustedes no conocen las videocaseteras que reproducían las cintas Betamax [y empezamos de aquí, porque de esa época vienen nuestros recuerdos]; quizá ya ubican los VHS, luego vino el DVD y un coqueteo del láser disc hasta llegar al Blu-Ray.



Los hogares que tenían [tienen] estos aparatos aseguraban tardes y fines de semana llenos de horas y horas de filmografía. Los domingos eran citas obligadas en la sala de la casa para ver la más reciente adquisición cinematográfica, con palomitas caseras incluidas.



La cinta Betamax tuvo una vida corta, sin embargo el VHS resultó ser un soporte más estable, tanto que la piratería aprovechó para aumentar sus ganancias. Conseguir las películas de Chuck Norris o Bruce Lee estaba en boga y ellos tenían de todo [nada diferente a como es ahora].



Los videoclubes tapizaban las paredes de cajas vacías que hacían que tu necesidad por ver alguna te llevara al mostrador para pedirle al dependiente que querías rentar la película por 24 o 48 horas, de no hacerlo en ese tiempo eras penalizado con una cuota económica.



En el 2008 el director Michel Gondry lanzó la película Be Kind Rewind como un homenaje a esos videoclubes que tenían en su catálogo [a veces fuera de él] películas que eran muy difíciles de conseguir. En el póster podemos ver a Jack Black y Mos Def surfeando sobre una cinta VHS, icono de los años 80 y 90.



En Instagram hay una cuenta que se hace llamar offtrackoutlet que tiene una verdadera fascinación por los empaques y películas en VHS a tal grado que se trae el pasado al presente para disfrutar sus versiones recargadas.



Muy al estilo de Be Kind Rewind, en la cuenta aparecen las cajas de los VHS con los pósters de las películas actuales, incluso algunas todavía están en cartelera y otras están por estrenarse.



Lo mejor de todo esto es que dentro hay un VHS y es totalmente funcional. Así que con esta oleada de lo vintage sería bueno que comenzáramos a desempolvar esas viejas cabezas de la reproductora… ¡ah! y el carrito que servía como regresadora.



Para ver más de offtrackoulet, den click en el nombre.

martes, 3 de mayo de 2016

De Jesús, extraterrestres, Nemo, iPhone y otras cosas


La psicodelia está relacionada con lo hippie y los viajes ácidos, esos que permiten crear y formar parte de los movimientos contraculturales. El arte está muy metido en esos rubros [o lo han metido a la fuerza].



Esta tendencia es nada más ni nada menos que “la manifestación del alma”, por eso hay algunos grupos sociales que comentan que su arte es “muy viajado… muy denso”, pues al darle rienda suelta a la espiritualidad se obtienen resultados que no son convencionales.



Este tipo de arte se encuentra fuertemente relacionado con el uso de drogas alucinantes, de ahí que se piense que la creación artística está impregnada de una gran paleta de colores.



Los caleidoscopios y los fractales son el emblema de lo que representa el arte psicodélico; multicolores por doquier que podrían estresar a personas que padecen de epilepsia.



El artista Ivi Mo tiene una peculiar percepción de la psicodelia, misma que plasma en su obra que parece salida de una iglesia que se encuentra en una vida paralela a la nuestra donde pueden convivir protagonistas disímbolos.



Sus pinturas muestran los patrones psicodélicos, así como la plataforma multicolor aplicada, por ejemplo, a La Última Cena donde podemos deleitarnos con las incrustaciones de elementos del Dark Side of the Moon de Pink Floyd o una serie de fetos alienígenas de los Expedientes Secretos X.



Sus obras diversifican lo pop, engrandecen la participación de los marcianos en el planeta, muestran el control de la vida por medio de un iPhone y sus aplicaciones, al personaje de El Grito con Nemo paseando sobre su ojo y la Mona lIsa con su tercer ojo y omnipotencia.



Las piezas tienen como base fundamental la “espiritualidad con temas místicos inspirados por los secretos del ojo. Utilizó colores vibrantes y patrones complejos realizados con técnicas mixtas, combinando la tinta analógica con los vectores digitales”.



Para ver más de la genialidad de Ivi Mo, den click en su nombre.

lunes, 2 de mayo de 2016

Vehículos al óleo


La creación de la rueda, quizá, es el mejor invento del hombre. Gracias a esta herramienta circular es que podemos mover un objeto de un lugar a otro. Existe evidencia de que su creación fue mucho más allá de Jesucristo, cerca de unos 3 mil años antes.



La rueda se implementa principalmente para la transportación: todo tipo de vehículos que soportan un peso, el cual ayudará para que no sea cargado por las personas. Los autos, camiones, algunos trenes [las generaciones actuales ya viajan suspendidos por medio de magnetismo], las carretas, los famosos "diablitos", la bici, la patineta, el triciclo y un largo etcétera.



De manera coloquial, cuando nos movemos en vehículo, los amigos preguntan, o nosotros decimos, que "traemos ruedas". El auto es uno de los instrumentos principales de las grandes ciudades. Para bien o para mal, es el medio más utilizado para los traslados.



El gusto y objetivo por excelencia en la juventud es tener un coche, ya sea adquirido por medio de los ahorros o regalado por los generosos padres. El tenerlo siendo joven otorga cierto estatus de estar dentro de los parámetros de aceptación de la sociedad, los amigos abundan y los pretendientes también. ¿Cuántos de ustedes recuerdan su primer auto?



El artista alemán Andreas Maul también tiene fascinación por los vehículos, razón por la cual dedica una gran parte de su obra a crear pinturas realistas al óleo que transforman la percepción de la intangible a la tangible.



La meticulosidad de sus trazos engañarían a cualquier ojo porque pensaría que lo que está viendo es una fotografía de un catálogo de publicidad de cualquier agencia automotriz. Su preferencia son los autos clásicos, donde destacan los Volkswagen: vochos, Caribe, Combi; también hay Porsche, Mercedes Benz, Fiat y Volvo.



Para deleitarse con más obras de Andreas Maul, den click en su nombre.