Trazos faciales


Definitivamente el rostro es nuestra carta de presentación. Es la imagen que mostramos hacia el exterior. De ahí lo demás parte para saber en qué estado de ánimo nos encontramos. La forma de cada cara nos distingue de los demás. Por más que busquemos no hay rostros iguales, sin importar la raza de donde provenimos. Todos somos diferentes uno del otro.

El artista Martin Sati goza de otorgar nuevos elementos gesticulares a sus obras. Trazos circulares predominan en cada uno de los rostros que crea. La serie BoogieFace Animation es muestra del manejo en el colorido de las líneas delgadas y gruesas que giran alrededor de los músculos faciales.









Comentarios

Entradas populares de este blog

Pintura escurridiza